Basófilos, ¿cómo traducimos un nivel bajo?

basófilos bajos motivos

¿Cuál es el trabajo de los basófilos en la sangre?

Los basófilos forman parte del grupo de los glóbulos blancos o leucocitos. La principal función de estas células blancas, es la de darle al sistema de defensas y al sistema sanguíneo, las herramientas necesarias para alejar infecciones, parásitos, bacterias y diferentes tipos de alergias. Esto lo hace a través de la médula ósea con algo que se llama histamina.

Cuando los niveles de esta célula disminuyen, podemos desarrollar diferentes problemas en el sistema inmune. El torrente sanguíneo se expone a diferentes bacterias, debido a que los basófilos en la sangre, juegan un papel de protección y sirven de autodefensa, y una importante baja, ocasiona que los valores se desnivelen y estemos expuestos.

basófilos bajos motivos

Valores recomendados

Existen niveles que debemos respetar en enzimas que habitan nuestro torrente sanguíneo, en el caso de los basófilos, lo recomendable es para los adultos, tener entre 40 y células por cada litro de sangre. En el caso de los recién nacidos, deben ser entre 0 y 64 células pro cada litro de sangre. Cuando estos niveles son menores, estamos padeciendo de una basopenia, una disminución de la célula blanca, la cual se puede traducir en diferentes deficiencias.

¿Cuál es la causa de la disminución?

Son muchas las causas de un número bajo de la célula, pero normalmente es algo genético, por lo cual, si es nuestro caso, debemos acudir al médico y hacernos un hemograma dos veces al año, esto nos mantendrá al tanto de nuestros valores de basófilos.

Otra de las causas comunes son patologías, infecciones y alergias fuertes que bajan las defensas y por tanto, la producción de glóbulos blancos. En cambios bruscos como el embarazo o una etapa de estrés, pueden tambalear los valores y por ende, dejar al sistema inmune solo ante diferentes bacterias.

También, el consumo excesivo de fármacos puede influir a este trastorno sanguíneo. Por eso es importante conocer los valores, y si descubrimos que son bajos, debemos acudir a un médico y seguir las instrucciones para nivelar los valores, sino, nuestro sistema inmune se verá afectado y podríamos sufrir infecciones y bacterias, pues el protector de nuestro sistema inmune, los basófilos, estarán ausentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *