Daños que provoca el consumo de bebidas gaseosas

Los refrescos o bebidas gaseosas a pesar de la gran publicidad con la que cuentan y de ser casi que imprescindibles en la dieta que llevan miles de personas alrededor del mundo, causan un impacto bastante negativo en la salud debido a sus características y componentes. Es por esto que en esta ocasión hablaremos un poco sobre los daños que provoca el consumo de bebidas gaseosas, para que de esta manera cada quien pueda decidir si continuar acudiendo a ellas o reemplazarlas por opciones mucho más saludables.

La presencia de sustancias químicas tóxicas, colorantes, azúcares y demás si bien puede ofrecer aparentemente un rico sabor también puede ser la causa de una buena serie de complicaciones de salud que veremos a continuación.

Peligros de consumir bebidas gaseosas

  • Deterioran los dientes: a causa de la presencia de gas carbónico y de la concentración de azúcar, el consumo excesivo de estas bebidas brinda el ambiente propicio para la aparición de caries y el correspondiente desgaste del esmalte dental.
  • Favorecen la obesidad:  la gran cantidad de azúcar y las muchas calorías vacías que estos líquidos contienen son factores importantes de riesgo para el aumento de peso y una posterior obesidad. Cabe señalar que son líquidos que no están diseñados para proporcionar una sensación de saciedad ni mucho menos para hidratar, de manera que el consumidor siempre va a querer más.
  • Presencia de edulcorantes: con la intención de garantizar el sabor dulce, algunas de estas bebidas incluyen esta clase de componentes cuyo trabajo es sustituir el azúcar. El problema con esto es que contribuyen a desarrollar enfermedades como la diabetes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *