Dioses populares de la Antigua China

Como parte de la mitología china es posible encontrarse con una serie de deidades que de alguna manera sirven de guía para este legendario sistema de creencias, se trata entonces de personajes con características excepcionales que han trascendido al nivel de lo divino y que por lo mismo generan enseñanzas y la fiel necesidad de rendirles homenaje a cambio de su intervención.

Considerando que la mitologia hace parte de la identidad cultural de una sociedad, los dioses y las diosas chinas se encargan de dejarnos ver un poco de lo que se consideraba esencial y relevante para quienes habitaban estas tierras en sus inicios, además es de señalar que si bien al día de hoy los significados tienen algunas variaciones se conserva gran parte de este legado intacta.

Los dioses chinos más populares

  • Long Wang: se trata del rey dragón, dios positivo y líder del mar que además de controlar la lluvia y el viento consigue dar vida a los diferentes deseos e ideales.
  • Pu- Tza: diosa de la naturaleza y la fecundidad, algunos señalan grandes similitudes de ella con Afrodita.
  • Guanyin: se trata de una diosa madre protectoria que se asocia con la misericordia y la compasión, por lo tanto a ella acuden de manera especial los enfermos, angustiados y hambrientos.
  • Yan Wang: es el dios del inframundo y de la muerte, por lo tanto se le asigna la labor de registrar en el libro de anotaciones de la vida y los decesos los castigos propios en función de los actos impuros que se llevaron a cabo en vida.
  • Caishen: es el dios de la fortuna y la riqueza, se le asocia con la prosperidad y la buena fortuna por lo tanto los comerciantes y personas que viven inmersas en el mundo de los negocios recurren a él constantemente.
  • Nüwa: es una diosa bastante respetada por ser la encargada de la creación de los seres humanos. De acuerdo al mito, se anota que para moldear a las personas utilizó barro amarillo logrando formas a su imagen y semejanza.

El olimpo de los dioses chinos

La provincia de Qinghai, llama especialmente la atención debido a que geográficamente allí se ubican las primeras manifestaciones de las deidades más representativas de esta mitología. Allí se encuentran los montes Kunlun, cuyas praderas según se dice fueron las que sirvieron de escenario para que muchas de las deidades chinas tuvieran contacto con la tierra y por supuesto con los hombres.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *