Estrategias pedagógicas para enseñar los frutos del Espíritu Santo a jóvenes

Estrategias pedagógicas para enseñar los frutos del Espíritu Santo a jóvenes

En caso que en el momento se encuentre trabajando en la enseñanza de los frutos del Espíritu Santo a jóvenes y aún no hay encontrado la metodología más apropiada para hacerles llegar el mensaje, le proponemos que conozca algunas alternativas con las cuales obtendrá mejores resultados en esta clase de trabajo.

Juegos para enseñar los frutos del Espíritu Santo

En realidad ha sido mucho el trabajo que se ha realizado desde la religión para facilitar la enseñanza de esta información a los jóvenes. En ese orden de ideas, la persona a cargo tendrá que equiparse con las herramientas necesarias para garantizar su éxito en términos pedagógicos.

Finalmente, sugerimos dar un repaso al fragmento en el que se mencionan los frutos del espiritu santo por el apóstol Pablo a los Gálatas en el Nuevo Testamento, ya que nunca estará de más refrescar esta clase de conocimientos, con el ánimo de facilitar un proceso de enseñanza.

Estrategias pedagógicas para enseñar los frutos del Espíritu Santo a jóvenes

Sugerencias para la enseñanza a jóvenes de los frutos del Espíritu Santo

  • Juegos de palabras. Son bastante útiles para este tipo de circunstancias. En caso que seas un profesor creativo puedes dedicar parte de tu tiempo a la elaboración de juegos de palabras con cada uno de los frutos o por el contrario, realizar una rápida búsqueda en internet, ya que de una u otra manera hay una cantidad considerable de material al respecto accesible para todos. Entre los juegos que se pueden ubicar hay: anagramas, crucigramas o búsquedas de palabras.
  • Juegos de equipo. Se puede tratar de un juego en el que a partir de la utilización e interacción de una fruta real, se propicie el hablar sobre cada uno de los frutos del Espíritu Santo. Respecto a la actividad en sí misma, puede consistir en esconder la fruta, describirla, realizar un dibujo de ella para adivinar cuál es, etc. Por supuesto aquí la creatividad será fundamental para garantizar el éxito del proceso pedagógico.
  • Sillas musicales. Es un juego que se presta para una multitud de situaciones diversas, razón por la cual no está de más tomar provecho de él para hablar del Espíritu Santo. En este caso puedes pensar en pasar una fruta falsa mientras suena la música de fondo.
  • Juego de mesa. Alternativas como Batalla Naval bien valen la pena que las tengas en mente. A medida que se avance en la partida pueden ser planteadas algunas preguntas, como cuando por ejemplo un barco es derribado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *