Maria Antonieta, la reina que todos odiaban

Calificada como la reina más odiada de Francia, la verdad es que la manera en la que María Antonieta dirigió su vida se convirtió en el mismo motivo por el cual su país natal la señaló y le reprochó tantas veces. Nadie parecía querer a esta soberana, de manera que el descontento por sus manejos fue una constante hasta su condena a muerte en la guillotina.

Hija de los emperadores de Austria, Francisco I y María Teresa, siempre se mostró como una mujer fría y voluble. A sus catorce años, contrajo matrimonio con Luis XVI una decisión que le representó la renuncia a sus derechos sobre el trono de Austria, poco después se empezaron a generar todo tipo de desconfianzas entre la nobleza francesa por su constante comunicación con el reino a donde una vez perteneció.

María Antonieta: secretos, traiciones y muerte

Si bien existen muchas leyendas y exageraciones en torno a ella, no es posible negar que esta dama siempre se encargó de ejercer una gran influencia en su marido en cuanto a los aspectos políticos. Conocida como María Antonieta de Austria, siempre estuvo acostumbrada a cumplir sus caprichos, asimismo su belleza y gracia le sirvieron para tener otros amores.

Su desprecio por la etiqueta francesa, su afición a la moda, el gusto por las apuestas y las acusaciones de traicionar a Francia siempre le acompañaron. Casi nueve meses después de que su esposo fuese ejecutado y teniendo ella 37 años, la reina murió en la guillotina en medio de un pueblo que celebraba este final.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *