Soluciones para aliviar los sofocos de la menopausia

Entre los 40 y 50 años las mujeres deben enfrentar los cambios físicos y emocionales correspondientes a la disminución de la producción de hormonas reproductivas, un proceso natural conocido comúnmente como menopausia. Es así como en esta etapa además del cese definitivo de la menstruación, es bastante normal que la mujer experimente los populares sofocos de la menopausia representando grandes incomodidades y molestias.

Dichos sofocos se manifiestan a través de una sensación de calor excesivo y abrumante especialmente en zonas como el pecho, el cuello y la cara, además suelen estar acompañados por una sudoración pronunciada, palpitaciones y enrojecimiento de la piel.

Tratamientos para los sofocos de la menopausia

  • Terapias hormonales: con el apoyo del profesional médico, es posible diseñar un plan de acción enfocado en proporcionar las hormonas necesarias para restablecer el organismo y por consiguiente eliminar los sofocos y los grandes signos de esta etapa.
  • Fitoestrógenos naturales: se trata de las denominadas hormonas naturales que se encuentran en ciertos productos vegetales tal y como es el caso de la manzana, la zanahoria y las semillas de soja y de lino.
  • Técnicas de relajación: puesto que esta serie de cambios tan bruscos pueden dar lugar a altos grados de estrés y tensión, resulta una buena idea trabajar tanto en la respiración como en la relajación para que los sofocos no se conviertan en algo con el poder de arruinar la vida.
  • Infusiones: para complementar todo lo anterior, acudir a plantas con beneficios para este periodo de la vida como por ejemplo la salvia es una buena alternativa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *